Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 febrero 2011

Esta mañana, Aitor Esteban y yo nos hemos reunido en las oficinas del Grupo Parlamentario con una delegación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) presidida por el ministro de Asuntos Exteriores Mohamed Salem Ouldsalek. Ha sido un encuentro agradable e ilustrativo, a lo largo del cual hemos tenido ocasión de repasar conjuntamente la difícil situación que atraviesa el pueblo saharaui, los cambios que la región está experimentando desde el punto de vista geoestratégico, y la criticable actitud que los gobiernos de Zapatero vienen manteniendo en relación con este conflicto; una actitud incomprensiblemente subordinada a los intereses de Francia y que nuestros interlocutores equipararon a la del siervo que se dedica a pastorear el rebaño del dueño de la finca. 

La delegación rechazó, de entrada, la estrategia marroquí de disipar el problema del Sáhara Occidental, ofreciendo al territorio ocupado una salida autonómica en el marco de un Reino de Marruecos organizado con arreglo a esquemas unitarios y centralistas. A su juicio, la autonomía encierra dos problemas: ni es viable, ni es aceptable jurídicamente. No es viable, porque las instituciones autonómicas que eventualmente hubiesen de constituirse en el seno de un régimen de esas características, habrían de descansar sobre dos cuerpos electorales: una que el Estado marroquí califica de “tribal” y otra integrada por la población residente, imposibles de conciliar en un mismo sistema de representación. Y no es aceptable jurídicamente, porque la concesión de autonomía a un territorio integrado en un Estado centralizado, generaría una especie de efecto “café para todos”, que acabaría trivializando el problema original. Ellos siguen apostando por la celebración de un referéndum de autodeterminación sobre la base del censo elaborado. Un referéndum en el que, tal y como establece la resolución 1514 de la Asamblea General de la ONU, constase como alternativa -como una alternativa más, obviamente- la opción de la independencia.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

En el Pleno de hoy se ha tomado en consideración una Proposición de Ley de nuestro Grupo Parlamentario, por la que pasan a denominarse oficialmente “Araba-Álava”, “Gipuzkoa” y “Bizkaia” las demarcaciones provinciales anteriormente llamadas “Álava”, “Guipúzcoa” y “Vizcaya”. Se trata de una vieja reivindicación de las instituciones vascas y de un amplio sector de la población que, hasta la fecha, había tropezado reiteradamente con la oposición de los dos grandes partidos del Estado. Nos hallamos, pues, ante un logro histórico, que consigue vencer una resistencia inveterada -todavía no disipada del todo- equiparando el caso vasco al de otras comunidades autónomas bilingües, que hace tiempo que habían alcanzado este propósito.

La denominación de las provincias del Estado español fue fijada por el Real Decreto de 30 de noviembre de 1833, cuyo artículo 1 estableció, en lo que ahora interesa, que “tomarán el nombre de sus capitales respectivas, salvo las de Álava, Navarra, Guipúzcoa y Vizcaya, que conservan sus actuales denominaciones”. Con posterioridad, la legislación de régimen local ha regulado el procedimiento que ha de observarse para alterar el nombre oficial de una provincia. En la actualidad, este procedimiento está previsto en el artículo 25.2 del RDL 781/1986, de 18 de abril, según el cual, “sólo mediante ley aprobada por las Cortes Generales puede modificarse la denominación y capitalidad de las provincias”.

(más…)

Read Full Post »

El pasado miércoles, los promotores de SORTU presentaron sus estatutos ante el Registro de Partidos Políticos y el ministro de Interior ha anunciado ya que pondrá el expediente en manos de la fiscalía para que estudie su remisión a la autoridad judicial. Es una manera muy cómoda de escurrir el bulto sin perder el control de los acontecimientos, porque a nadie se le oculta que, en un asunto tan delicado como este, el Tribunal que ha de conocer el asunto en última instancia -el Constitucional- actuará en sintonía con el Gobierno desde la mayoría progresista que se afianzó en su seno tras la última renovación parcial.

Como era previsible, el acontecimiento ha hecho que el universo mediático se haya visto poblado por todo tipo de reflexiones y vaticinios en torno a la suerte que correrá la iniciativa. Hay opiniones para todo. Unos ponen énfasis en lo que debería hacer el Gobierno ante SORTU: facilitar su válida constitución o, en su caso, impedirla. Otros prefieren no dar lecciones al Gobierno y centrarse en predecir lo que, de hecho, ocurrirá. Personalmente pienso que el Gobierno debería resolver, sin más trámite, a favor de la inscripción de la nueva sigla en el Registro de Partidos Políticos. Creo que el planteamiento de sus impulsores es impecable desde el punto de vista estrictamente jurídico y que, en este punto, el Ministerio de Interior no debería prestar atención a las convicciones o intereses personales de sus responsables, sino a los estrictos mandatos de la ley. Y la ley es meridiana. Lo más probable es, sin embargo, que los fundadores del nuevo partido alcancen su propósito, no por la actuación del Gobierno -que ya hemos visto que prefiere lavarse las manos- sino merced a una resolución favorable del Tribunal Supremo o del Constitucional. Creo, francamente, que pocos piensan, de verdad, en la posibilidad de un escenario distinto a este. Hasta los más aguerridos portavoces populares reconocen en su fuero íntimo que, pese a sus vehementes invectivas contra el reconocimiento del nuevo partido, el procedimiento iniciado el pasado miércoles acabará, de una u otra manera, con su legalización.

(más…)

Read Full Post »

Liluragarria iruditzen zait euskarari buruz hitz egiten dutenean, erdaldun asko eta askok erakusten duen harropuzkeria hutsala. Ez da sinestekoa, euskara dela eta, maiz, euskaraz tutik ere ez dakitenek bat ere lotsatu gabe esaten ausartzen diren gauzak. Espainian, eta Euskadin ere berdin antzean, hamaikatxo tertuliano eta iritzi-emailerekin gertatu ohi da euskal abertzaletasunaren joan-etorri politikoaz hitz egiten dutenean, euskarari buruz ere baieztapen borobilak bezain sasi-jakituriaz betetakoak egitea, hizkuntzalaririk ospetsuenak izango balira bezela. Gauka ikusia da: euskarari buruz edozeinek esan dezake edozer aurpegiaren kolorea aldatu gabe eta lasaitasuna galdu gabe.

Azken adibidea, aste honetan aurkitu dut La Gaceta eskumako egunkarian. Hilaren 9ko alean, Genoveva izenordeko batek, Lost in translation izenburuko idazkitxoa argitaratzen du 2 orrialdean. Euskara da bere gogetaren bihotz-muina. Zehatzago esateko, ETA-k euskarari egin omen dion kaltea, gaztelaniara, gorrotoarekin, indarkeriarekin edota erahilketekin zerikusia duten euskarazko hitzak eramanez. “La difusión envenenada del euskera” deitzen dio Genoveva delakoak aipatutako fenomeno honi: “hemos incorporado a nuestro vocabulario –“nuestro” hori gaztelaniazko hiztunei zuzenduta dago, noski- gran número de palabras en vascuence, pero la mayoría de ellas relacionadas con el odio, la violencia y el crimen”.

Zeintzun dira berba horiek Genoveva-ren aburuz? Idazleak bi bakarrik aipatzen ditu: “Borroka” eta “Txacurra” (sic).

(más…)

Read Full Post »

La primera revolución egipcia de la era contemporánea fue la que el grupo de los “Oficiales libres” protagonizó en los albores de los años cincuenta -del siglo XX, obviamente- para derrocar al rey Faruk, poniendo fin a miles de años de monarquía en el valle del Nilo. Según explicó tiempo después uno de sus principales promotores, aquella operación les costó menos que la destitución de Mubarak. Gamal Abdel Nasser confesó en una entrevista que el golpe de Estado del 23 de julio lo habían preparado “en dos días”. La insurrección que culminó ayer con el cese de Mubarak ha costado, cuanto menos, dos semanas.

Cuenta Luis Carandell en un libro de memorias titulado Mis Picas en Flandes, que la revuelta de los “Oficiales libres” encontró tan fuertes resistencias entre la aristocracia vinculada al régimen feudal de Faruk y entre algunos partidos políticos -no hay que perder de vista el hecho de que, aun cuando contribuyó a acabar con un régimen autoritario y despótico, se trataba, en última instancia, de una iniciativa impulsada desde el Ejército- que se demoraron todo un año en la proclamación de la República. Esta prolongada indecisión del Consejo Revolucionario, íntegramente compuesto por militares, sirvió de inspiración a un periodista francés que por aquel entonces estaba como corresponsal de Le Monde en la capital de Egipto, Jean Lacouture, para escribir un libro titulado Revolución, ¿para qué? “Daba, en efecto, la sensación –observa Carandell- de que no sabían qué hacer con lo que habían conseguido”. Y de aquellos polvos han venido los lodos actuales.

Si el horizonte hacia el que se quiere avanzar no está claro o es objeto de disputa entre los que se encuentran al volante, a veces se acaba llegando a donde nadie quiere o a nadie conviene.

(más…)

Read Full Post »

Dicen las crónicas que Herodoto, que está considerado como el primer viajero de la historia, dijo en una ocasión que quien no había visto Egipto no había visto el mundo. Es posible que así sea. Sin embargo, he de admitir que nunca he estado en el país de las pirámides. Y no precisamente por falta de interés, porque me parece un destino fascinante. Pero no siempre uno hace lo que quiere. Ni tan siquiera los políticos podemos hacerlo. Y lo cierto es que, por unas u otras razones, se han visto frustrados todos los planes que he esbozado a lo largo de mi vida para visitar El Cairo, aproximarme a las pirámides y navegar por el Nilo.

No he visitado Egipto, pero he leído bastante a Naguib Mahfuz, cuya narrativa puede constituir un buen sucedáneo para todo aquél que quiera aproximarse a este importante país árabe sin haber tenido la suerte de pisar su suelo y de conocer a sus gentes en su propio hábitat.

(más…)

Read Full Post »

En su conocida novela  El disputado voto del señor Cayo, Miguel Delibes cuenta la historia de una fugaz incursión que tres militantes de un partido político llevan a cabo en uno de los parajes más recónditos de la serranía occidental castellana. El relato se sitúa en los albores de la presente etapa democrática. Y la breve gira que cursan a lo más áspero del agro provincial -tan breve que, en realidad, se desarrolla en una sola tarde- tiene lugar en plena campaña electoral. Supongo que se trata de la que precedió a las elecciones constituyentes, porque uno de los personajes de la novela alude en los capítulos finales de la obra a las pocas posibilidades de la derecha nostálgica para obtener un resultado digno “el día 15”; se sobreentiende que el día 15 de junio de 1.977.

"Las autoridades de mi aldea" de Ramón de Zubiaurre

El relato arranca en la sede provincial del partido. Los estrategas de comunicación han dado la orden de llevar su voz “hasta el último rincón” y de no dejar “una aldea, por pequeña que sea, sin visitar”. Pero la geografía de la provincia ha sido meticulosamente peinada por la caravana electoral. Tan sólo tres pueblecitos, situados “entre Refico y Palacio de Silos” han quedado sustraídos al influjo de la campaña. Se trata de “pueblos serranos, pueblos pobres, de costumbres ancestrales”: Cureña, Quintanabad y Martos. El responsable de comunicación duda seriamente si el esfuerzo merece la pena, pero no pone en cuestión la instrucción recibida: “No sé si merecerán el viaje pero por nosotros que no quede”-confiesa al candidato que encabeza la lista al Congreso de los Diputados cuando le propone participar en la visita. Todos los votos pesan en el momento de la elección y no conviene despreciar uno solo. Ni tan siquiera el de los paletos.

(más…)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »