Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Unión Europea’

En una de las escenas más gráficas de la conocida novela de García Márquez que lleva el títulode El coronel no tiene quien le escriba, el protagonista del relato desprecia el diario de la jornada sin apenas leer los titulares y comenta: “Desde que hay censura los periódicos no hablan sino de Europa”. Para el coronel que no tenía quien le escribiese, hablar de Europa, en la Colombia dictatorial que conocía y padecía, era hablar de lo que no interesaba a nadie. Por eso -pensaba- lo autorizaba la censura. Porque no interesaba a nadie. 

Imágen mitológica del rapto de Europa

Aunque la cita procede de un relato de ficción, lo cierto es que la percepción del coronel se extiende como el aceite. Europa empieza a no interesar a nadie en el mundo. O quizás sea más correcto afirmar que el mundo empieza a perder interés por Europa.

En el último debate que enfrentó a los dos candidatos a la presidencia de los EEUU, Obama y Romney dedicaron casi dos horas a hablar de la política exteriore norteamericana. Hicieron abundantes referencias a Asia y a Oriente medio. Hablaron profusamente de Siria y de Irán. Y aunque menos, tampoco faltaron alusiones a África -especialmente a la primavera egipcia- y a Iberoamérica. Sin embargo, no dedicaron una sola frase a Europa. Ni una sola. Ni el moderador ni los contendientes tuvieron a bien hacerlo. Europa -como sugería el coronel que no tenía quien le escribiese- empieza a no interesar a nadie en el mundo. En el mapamundi chino, ya lo he hecho notar alguna vez (véase al respecto el post titulado “La América que mira al Pacífico, se vuelca en Asia“, publicado el 5.06.12), el continente europeo no pasa de constituir un punto diminuto e irrelevante perdido en el extremo oeste de la carta. Y la realidad cotidiana pone de manifiesto que el país asiático mira más al oriente que al poniente.

(más…)

Read Full Post »

Me sorprendió escuchar durante la campaña electoral una voz en off de agitado trémolo y timbre metálico, que decía algo así como que el derecho de autodeterminación es una figura jurídica totalmente ajena a la Unión Europea; una suerte pieza extraña al entramado legal que articula Europa. No recuerdo bien si la frase llegó a mis oídos a través de la radio, de un resúmen informativo de campaña o de la estridente megafonía de un vehículo de esos que portan sobre ruedas la publicidad electoral. Pero puedo asegurar que mis tímpanos lo registraron. Y que procedía de un partido que se hace llamar que se hace llamar no-nacionalista, aunque ha hecho pivotar toda su campaña electoral sobre insistentes argumentos de carácter patriótico-nacional-identitario. La afirmación, en cualquier caso, carece del más mínimo sustento.

Es cierto que el Derecho de la Unión Europea no reconoce en sus textos legales -no, al menos, de modo expreso- el derecho de autodeterminación de los pueblos. Pero tan cierto como eso, es el hecho de que tampoco lo niega, excluye o rechaza. Es más, en alguno de sus pasajes deja traslucir un reconocimiento -indirecto, sí, pero no por ello menos real y efectivo- de este derecho. Veámoslo.

(más…)

Read Full Post »

“La nación -escribió Renan- es un plebiscito cotidiano”. Pero los nacionalistas españoles -esos que en Catalunya y Euskadi se hacen llamar no-nacionalistas-, han puesto tanto empeño en dejar a salvo su nación -perdón, quería escribir Nación- de los riesgos anejos a toda consulta plebiscitaria, que la han convertido en una amenaza cotidiana. Ellos no piensan, como Ortega que España deba ser un proyecto sugestivo de vida en común. Más bien al contrario, su trayectoria y actitudes de los últimos días reflejan que la consideran como un proyecto coercitivo de vida en común, cuya continuidad histórica no debe -ni puede- apuntalarse a base de atraer y seducir, sino a base de amenazar.

El vendaval político que se ha levantado en Catalunya desde la masiva manifestación del pasado Onze de Setembre,  constituye un claro ejemplo de lo que digo. La histérica y estridente respuesta con la que muchos españoles están respondiendo -en Madrid, en Catalunya y hasta en Euskadi- al propósito declarado por Artur Mas de consultar a los catalanes si desean constituir un nuevo Estado en Europa, está poniendo un énfasis tan exagerado en la advertencia y la intimidación, que alcanza, por momentos, cotas auténticamente hilarantes. No se les escucha una sola palabra encaminada a cautivar o seducir a los catalanes con el fin de atraerlos hacia una convivencia sugestiva. Se conoce que no encuentran demasiados motivos para estimular el interés de los catalanes en seguir vinculados a una España encuadrada entre los PIIGS que no cotiza en el mercado de la seriedad y de la buena reputación. Todo son apercibimientos, advertencias y anticipos de grandes males. Es más, sus aspavientos amenazantes están empezando a ser tan desaforados que, como antes decía, arrancan la carcajada del observador imparcial. En su enfermiza obsesión amenazante han llegado a sostener recientemente que como los títulos académicos los otorga Madrid, los catalanes se quedarían sin bachilleratos y sin licenciaturas. Y sin doctorados, claro. Una aberración.

(más…)

Read Full Post »

No hace falta ser muy sagaz para imaginarse que esta semana, las comidillas parlamentarias -el orden del día es otra cosa; más solemne, sí, pero en los días que corren, menos interesante- han versado, mayoritariamente, sobre la imponente manifestación que el martes recorrió las calles de Barcelona, con el ánimo de festejar la Diada bajo el lema: “Catalunya, próximo Estado de Europa”. La mañana del martes -antes, por tanto, de que arrancase la marcha, que se desarrolló por la tarde- coincidí en los pasillos del Congreso con un destacado militante del PSC. Le pregunté -el aguijón era obligado- si se encontraba más cerca de Pere Navarro o de Ernest Maragall. Me respondió con una sonrisa. No hacía falta más. Era evidente que estaba con Navarro y no tenía previsto asistir a la marcha.

Cuando sugerí, inmediatamente después, que las previsiones mejor fundadas anticipaban una concentración multitudinaria, su comentario fue terminante: “Imagínate una manifestación convocada conjuntamente por el PNV y por todo el conglomerado de la izquierda abertzale, que cuenta con el apoyo explícito y entusiasmado de la radio y la televisión públicas, los entornos mediáticos de todas las formaciones convocantes y el grupo Vocento. ¿No sería multitudinaria? Sí, ¿verdad? Pues eso. Ésta, que viene respaldada hasta por el Grupo Godó, también lo será. No hay duda”.

Y así fue. Aunque los informativos de TVE intentaran minimizarla -¿vuelven los aciagos tiempos de Aznar y su manía telemanipuladora?- la manifestación fue un éxito. Cientos de miles de personas caminaron, bajo un auténtico mar de senyeras esteladas, reclamando la independencia de Catalunya. Con el fin de evitar confusiones, algunas pancarta aclaraban: “No queremos el pacto fiscal. Queremos la independencia”. Y unas camisetas ampliamente utilizadas por el público asistente, completaban la imagen con la siguiente frase: “Make no mistake. I´m catalan. And so I´m not spanish“.

(más…)

Read Full Post »

Iniciamos el mes de agosto con la esperanza de que el BCE se decidiese a adoptar alguna medida enérgica para salvar el euro. Las terminantes palabras pronunciadas por su presidente en los días previos -“haré lo que haya que hacer para preservar el euro. Y créanme que será suficiente”- autorizaban a ser optimista y abrigar expectativas. Pero luego salió con aquello de que sólo intervendría en el mercado de deuda de los Estados miembros que se lo solicitasen expresamente. Y a todos nos sonó a rebaja. Si hay que rellenar una instancia y presentar la solicitud en el registro correspondiente -recelamos muchos- seguro que al pie del formulario figurará una cláusula, escrita con caracteres diminutos, en la que se hará constar que la firma del documento supone la aceptación automática de todas las condiciones establecidas en el memorándum, etcétera. Y los curiosos mensajes posteriormente emitidos desde el Bundesbank, cuando advirtió en tono admonitorio que la compra de bonos por parte del BCE, como el mismísimo consumo de drogas, constituye una práctica que crea adicciones peligrosas, nos arrastró de nuevo al desconsuelo. Estábamos en lo mismo de siempre.

Imagen del municipio francés de Saint-Savin, en el que se puso en circulación, hace medio siglo, la idea del “euror”, la moneda europea que iba ser la alternativa del dólar.

Pero el mes de septiembre ha vuelto a traernos noticias positivas. La expectativa renace y el optimismo vuelve a asomar entre los actores económicos y los observadores. Todo parece indicar que, a pesar del Bundesbank -que siempre, por cierto, se ha opuesto a los avances llevados a cabo en la integración económica y monetaria europea- va a ponerse en marcha el programa de compra de bonos que el presidente del BCE había esbozado antes de las vacaciones. Es una gran noticia, sin duda. Si todo va bien -y toco madera- esta medida relajará la tensión existente sobre la deuda pública de las economías más débiles y la prima de riesgo bajará. En consecuencia, todos los titulares han empezado a hablar con satisfacción de la irreversibilidad del euro que, por fin, deja de ser la única moneda huérfana del mundo; la única que carece del tutelaje de un Banco Central y de un Ministerio de Economía dispuestos a darle cobertura y salir al quite ante todos los ataques de los que pueda ser objeto por parte de los mercados.

(más…)

Read Full Post »

La Declaración de la Cumbre de la Eurozona que se hizo pública el pasado 29 de junio, recogía una serie de compromisos que se nos vendieron como relevantes -e incluso como muy relevantes-, pero acompañados de peros que apenas trascendieron a los medios de comunicación, o lo hicieron en términos muy poco nítidos. Comprendo que hubiera gente dispuesta a pasarlos por alto u omitir su lectura, pero los peros estaban allí. Y la posibilidad de que los fondos europeos puedan recapitalizar directamente la banca -gran logro- quedaba subordinada a la previa creación de un mecanismo único de supervisión bancaria, que debería ser “estudiada” -no aprobada-, antes del final de 2012. Lo que significa que no veremos recapitalización directa de las entidades financieras, ni este año ni, probablemente, el que viene. Por no hace referencia al hecho de que, cuando se produzca -algo que, insisto, no lo veremos de inmediato- la recapitalización directa de la banca irá acompañada de condiciones que, además de a las propias entidades beneficiarias, podrán afectar “a toda la economía”.

Algo parecido se puede decir del uso de fondos europeos para estabilizar financieramente la deuda pública de los Estados miembros. Cuando se haga uso de estos mecanismos, los países beneficiarios deberán cumplir rigurosamente los “compromisos que hayan contraído, incluídos sus respectivos calendarios, en virtud del Semestre Europeo, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y el procedimiento de equilibrio excesivo”. A los cuales, deberán añadirse “las recomendaciones específicas por país”; unas recomendaciones que, pese a su nombre, y como puede imaginarse, gozarán de una fuerza de coerción mucho más cercana a la de las obligaciones inexorables que a la de las meras sugerencias.

La penosa evolución que la prima de riesgo y el Ibex-35 han experimentado a lo largo de la semana, pone claramente de manifiesto que los inversores, no sólo se han dado cuenta de que la Declaración de la Cumbre está preñada de peros, sino que están persuadidos de que, en el fondo, un afirmación rodeada de peros, se aproxima más al No que al Sí.

En cualquier caso, la Declaración urgía a la rápida ultimación del Memorando de Acuerdo vinculado “al apoyo financiero a España para la recapitalización de su sector bancario”. Hasta ahora sólo conocemos la cuantía máxima a la que ascenderá dicho apoyo y los préstamos que se condenan no gozarán de “estatuto de prioridad”. Si se cumplen las previsiones de la Cumbre -que hacía votos por que las decisiones adoptadas en su seno se aplicasen para el 9 de julio- mañana conoceremos todos los peros que acompañarán al rescate.

Las “severas” restricciones presupuestarias anunciadas por el Gobierno para los próximos días -con todas las agravantes anudadas al estiaje- ya nos permiten suponer por donde irán esos peros. Los fondos servirán para recapitalizar las entidades financieras, pero la condicionalidad que impongan los fondos europeos afectará, también, a las cuentas públicas, que no tendrán más remedio que incorporar las so called “recomendaciones” formuladas por la Comisión Europea, desde el incremento del IVA, hasta la revisión de la prestación por desempleo, pasando por el ajuste de las administraciones públicas y de los empleados que prestan servicio en las mismas.

Todavía recuerdo el escepticismo con el que algunos acogieron mis palabras cuando advertí, antes de las elecciones generales, que tras los comicios íbamos a encontranos con recortes tan rigurosos que en aquel momento no podíamos ni imaginar (Cfr. “Recortes aparentes y reales“, 28.09.11)

Read Full Post »

En un encuentro que el mes pasado mantuve con los responsables de una empresa cooperativa altamente internacionalizada que forma parte del Grupo Mondragón, el gerente de la firma me mostró una imagen del mapa mundi con el que se mueven los chinos en el ámbito de los negocios. Contra lo que es habitual en las representaciones del globo que manejamos en Europa, que son claramente eurocéntricas, la que utilizan los asiáticos es inequívocamente chinocéntrica. La República Popular China se representa a sí misma en el centro de la estampa, de suerte que el continente americano figura en el flanco derecho y Europa queda arrinconada en el extremo izquierdo. La imagen ilustra gráficamente las coordenadas en las que se mueve -o hacia las que tiende- la economía del planeta. De una u otra manera, todo pasa por China. El resto es periferia.

La figura del mundo chinocéntrico me vino a la mente, este último fin de semana, en el contexto de un visita fugaz que varios diputados de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso hemos cursado a Santiago de Chile. En Iberoamérica se mira a Europa con gran inquietud y suma preocupación. Las alarmantes noticias que las agencias llevan todos los días a los titulares de prensa en torno a la crisis que atraviesa el viejo continente y, más concretamente, a propósito de la precaria situación en la que se encuentra la economía española, les están manteniendo en vilo durante las últimas semanas. Aunque en algún caso, no se puede descartar que el desastre económico que aflige a la Unión Europea esté contribuyendo a iluminar con brillos codiciosos las miradas de los que podrían sacar provecho del mal ajeno. En cualquier caso, lo cierto es que algunas empresas que operan en Chile, ya han empezado a adoptar medidas preventivas con respeto a las compañías que tienen matriz española. En estos momentos, la Marca España que algunos están empeñados en implantar (Cfr. “Bajo la égida de la marca España”, publicado en este blog el 20.03.12) no se puede decir que sea una buena tarjeta de presentación para moverse en el mundo económico.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »