Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Unión Europea’

Ha sido necesario esperar hasta finales de marzo para que el Gobierno se aviniese a hacer público su proyecto de cuentas públicas para 2012. La Comisión Europea se lo había requerido en numerosas ocasiones. Su presidente, Durao Barroso había repetido hasta la saciedad que el Ejecutivo español no debía demorarse demasiado en dar a conocer su contenido. Enero ya era tarde. Febrero, extemporáneo. Y marzo, un abuso anacrónico. Hasta el mismo Rajoy había sido urgido en los Consejos Europeos a presentar el proyecto de Presupuesto con la máxima celeridad. Su publicación apremiaba -se decía- con el fin de tranquilizar a los inversores y transmitir a la UE el sosiego que reclama en medio de tanta tribulación.

Pero el Gobierno lo tenía claro. La fecha asignada para las elecciones autonómicas de Andalucía y Asturias -el 25 de marzo- no hacía aconsejable actuar con demasiada diligencia. Era mejor demorarse que anticiparse. El ajuste que había de experimentar el gasto era de tal magnitud, que convenía retrasar su presentación pública hasta después de que los electores andaluces y asturianos se hubieran pronunciado en las urnas. No conviene disgustar al pueblo soberano en vísperas de su convocatoria a los colegios electorales.

Y, en efecto, así ha sucedido. Cinco días después de la jornada electoral, el Ejecutivo hacía público el proyecto de Presupuesto Generales del Estado para 2012. Y como cabía sospechar, su divulgación ha dado lugar a un aluvión de críticas. Todo ha sido discrepancia y disenso. Nadie -excepto el Gobierno y sus incondicionales, obviamente- parece estar de acuerdo con él.

Sin embargo, no todas las críticas que se le han hecho son del mismo tenor. Basta una superficial aproximación a lo que se ha dicho en estos últimos días a propósito de las cuentas públicas presentadas por el Gobierno, para darse cuenta de que existen diferentes maneras de oponerse a ellas. Y creo conveniente distinguir el grano de la paja, con el fin de obrar con el discernimiento necesario. Veámoslo.

(más…)

Read Full Post »

Si cuando anunció que, en 2012, el déficit público español no iba a ser del 4,4% del PIB, tal y como exigía Bruselas, sino del 5,8%, Rajoy no hubiese afirmado que se trababa de una “decisión soberana”, todo lo que ha sucedido después hubiera quedado reducido a un pulso institucional de los numerosos que se libran todos los años entre la UE y sus Estados miembros. Pero lo dijo. Y al hacerlo, enardeció el orgullo patrio de más de un no-nacionalista, de esos que, pese a su no-nacionalismo, llevan años esperando del Gobierno de España un gesto viril de afirmación nacional. Por ello, nadie puede impedir que ahora, después de que Rajoy aceptase el 5,3% que finalmente le impuso la Eurozona, muchos se pregunten angustiados por la salud que atraviesa la soberanía española. ¿Qué será de ella?

"Sovereign Building" en Filadelfia

En los días previos a la reunión del Eurogrupo que corrigió la “decisión soberana”, dejando patente dónde se encuentra de verdad la soberanía, el Gobierno ya fue alertado sobre el riesgo que entrañaba el recurso a una retórica tan patriótica como innecesaria. Vidal Folch anotaba el pasado fin de semana que teniendo “mucha razón en el qué”, corría riesgo de perderlo todo por “un mal cómo soberanista” (“Lo que Europa exige a España”, El País, 8.03.12) En el mismo sentido, José Ignacio Torreblanca observaba en otro artículo que:

“…las referencias a la soberanía hechas pora Rajoy para justificar su decisión marcan la línea argumental contraria a la que se debería adoptar. Sea lo que sea la soberanía, si de lo que se trata es de la capacidad de fijar los objetivos de déficit público para el año fiscal, es evidente que España no es un país soberano. Lo contrario es hacerse trampas a uno mismo y hacérselas ala opinión pública española que, con razón, percibe que, hoy en día, en una unión monetaria sometida a una enorme presión por parte de los mercados financieros y en donde nos hartamos de repetir que las decisiones de Atenas o Roma tienen un impacto decisivo sobre el futuro de España, esa soberanía es una ficción” (“El canario en la mina”, El País, 9.03.12)

(más…)

Read Full Post »

Alguien ha dicho, recientemente, que el proceso de consolidación fiscal que Europa ha diseñado para el Estado español España es matemáticamente posible, pero políticamente imposible. Y tengo para mí que la reflexión tiene mucho de cierta. Como el papel lo aguanta todo, nada cuesta hacer que las cuentas públicas correspondientes a 2012 cuadren -tal y como la UE tenía previsto hasta anteayer- con un déficit del 4,4% del PIB y las del 2013 con un 3%.

La música oficial me suena a la tonadilla de un encantador de serpientes

Pero trasladar ese esquema financiero a la realidad es, ya, otra cosa. Es algo que cuesta un poco más, porque exige aplicar ajustes y recortes de tal magnitud, que ningún político en sus cabales podría asumir.

Si de lo que se trata es de sacar pecho y hacer planteamientos formalmente ambiciosos, con independencia de que sean realistas o no lo sean, lo mejor que podemos hacer es cerrar los ojos, fijar para este año un objetivo de déficit del 0% y que salga el sol por Antequera. ¿Para qué conformarnos -si se me permite la ironía- con una senda escalonada, que contempla un 4,4% para este año y un 3% para el año que viene, si podemos saltar directamente al 0%? 

(más…)

Read Full Post »

Estos últimos días nos ha sorprendido la actitud expresada en público por las máximas autoridades económicas de los países emergentes que integran el BRIC (Brasil, Rusia, India y China), cuando prometían reunirse próximamente para estudiar las medidas que pueden adoptar, individual o conjuntamente, con el fin de ayudar a Europa a salir de la crisis económica y financiera en la que se encuentra sumida. Aunque es sobradamente conocido el -enorme y, por lo demás, creciente- potencial económico que encierran estos cuatro países, no deja de resultar chocante el hecho de que Europa, el teórico corazón del primer mundo, se vea en la tesitura de aceptar la asistencia de economías que hasta ayer se consideraban en vías de desarrollo y que, incluso hoy, albergan, pese a sus elevadas tasas de crecimiento, inmensas bolsas de pobreza y miseria. Quien no haya paseado por Nueva Delhi, no se haya adentrado en el mundo rural de China o no haya visto con sus ojos las legiones de jóvenes indigentes que vagan, medio desnudos, sobre el asfalto de Río de Janeiro, difícilmente puede darse cuenta de lo paradójico que resulta ver a sus gobernantes ofreciendo apoyo a la opulenta  y próspera Europa. Y sin embargo, es así.

Si Europa se uniese para echar un pulso a los mercados, cortaría de raíz las turbulencias que le afligen

La potencias emergentes se están ofreciendo a ayudar a Europa a salir del atolladero provocado por el estancamiento económico, el déficit público y las primas de riesgo. ¿Gratuitamente? No, claro. Por interés. Porque su desarrollo y crecimiento futuros, dependen, en buena medida, de la existencia de una Europa fuerte y abierta a la interacción comercial y tecnológica con ellos. Y en el caso de China, además, porque está interesada, como todo buen latifundista, a mantener sus fincas en perfecto estado de conservación y ornato. Lo que iba camino de convertirse en la única fábrica del mundo, se está erigiendo, paso a paso, en el principal banquero de los países ricos y en el primer terrateniente del mundo, que acumula intereses y haciendas en todos los continentes.

(más…)

Read Full Post »

No hace falta que nadie intente convencerme sobre las bondades del equilibrio presupuestario. Comparto plenamente la regla básica de que, por norma general, no se debe gastar más de lo que se ingresa. Se trata de una regla saludable y plausible de buena gestión económica que vale -o debería valer- para todo tipo de entidades: para las familias, para las administraciones públicas y también, aunque muchas veces no se note, para los equipos de fútbol. Con carácter general, no se debe gastar lo que no se tiene. Esa es la regla básica.

Ahora bien, todo lo que esta regla tiene de positiva, prudente y razonable, desaparece completamente a partir del momento en el que se incorpora, con carácter imperativo, a la norma más rígida del ordenamiento jurídico, que es la Constitución. Como pauta básica de gestión económica, la regla es excelente. Pero como norma constitucional es funesta.

Cuando lo que es de sentido común se tiene que expresar a través normas rígidas y coercitivas, pierde completamente todo lo que tiene de sentido y todo lo que tiene de común. Y esto es, a mi entender, lo que sucede con la reforma constitucional planteada de consuno entre el PSOE y el PP; que rompe la máxima que en mi opinión debe guiar el equilibrio presupuestario: preconizar sí, constitucionalizar no. Preconizar sí, porque el equilibrio presupuestario, prudentemente gestionado, contribuye eficazmente a garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas. Pero constitucionalizar no, porque, como toda regla general, la del equilibrio presupuestario ha de tener sus excepciones. Y la rigidez de la carta magna es incompatible con la flexibilidad y al buen sentido que ha de presidir la gestión de esas excepciones.

(más…)

Read Full Post »

Si el Lehendakari Aguirre levantara la cabeza y viese lo que está ocurriendo en Europa, comprobaría, con satisfacción, que se van cumpliendo buena parte de sus vaticinios que en su día formuló a propósito de la evolución que había de experimentar la estructuración política del continente. Y encontraría motivos para expresar, una vez más, y con el entusiasmo que en él era habitual, el encendido europeísmo que inspiró el grueso su trayectoria política. 

Aguirre anticipó que el proceso de unificación europea, imprescindible en un mundo crecientemente globalizado e entrelazado, iba a forzar la transformación del vetusto modelo de Westfalia -formado por una pléyade de Estados independientes, soberanos y formalmente iguales entre sí- en un modelo radicalmente distinto, en el que la soberanía de los Estados iba a verse minimizada, como consecuencia de la presión ejercida sobre ellos por la globalización económica y los procesos de integración. La inevitable cesión de soberanía a Europa, en el marco de una unión política que por aquel entonces empezaba ya a adquirir una entidad no desdeñable, constituyó la base argumental desde la que Aguirre formuló sus augurios y expresó su fervoroso europeísmo.

(más…)

Read Full Post »

Sucedió, si no recuedo mal, hacia finales de 2005. El presidente chino Hu Jintao cursaba una visita de Estado a España, en el marco de una gira estratégica que le condujo  a varios Estados europeos. Con ese motivo, se organizó una recepción en el Palacio Real. La asistencia fue masiva. El salón estaba a rebosar. Concurrieron al acto decenas de empresarios y hombres de negocios con inversiones y/0 intereses económicos en China. Tampoco faltó, como cabe suponer, una notable representación institucional. Los portavoces parlamentarios del Congreso estábamos, también, invitados al encuentro y allí me presenté, en los minutos previos a la hora oficialmente establecida, lleno de curiosidad y con ganas de entablar contactos.

Conservo en la memoria la conversación que aquel día mantuve con un joven chino que ocupaba un alto cargo en la Administración de su país y, por ese motivo, formaba parte del séquito que acompañaba al presidente en su periplo europeo. Tomó asiento en una silla próxma a la mía y eso nos permitió entablar un diálogo que, pese a su brevedad, evolucionó con total naturalidad desde lo estrictamente protocolario a un terreno abiertamente político. Me identifiqué como portavoz del Grupo Parlamentario vasco y le faltó tiempo para interpelarme sobre lo que significaba eso de Basque.

(más…)

Read Full Post »

Biblos es una hermosa ciudad de la ribera oriental mediterránea, que está considerada como el núcleo de población más antiguo del mundo de entre los que han estado habitados de modo ininterrumpido. Dicen que ha conocido hasta diecinueve civilizaciones diferentes, que han deshecho y rehecho la obra de sus predecesores hasta conformar el inextrincable laberinto de calles y paredes en el que trabajan los arqueólogos. A lo largo de su enrevesada historia, literalmente atravesada por culturas y civilizaciones de muy diverso origen y textura, Biblos ha sido conocida, cuando menos, bajo seis nombre diferentes, formulados en otras tantas lenguas de entre las numerosas que han constituido el vehículo de comunicación de sus habitantes a lo largo de los últimos 3000 años. Uno de los principales atractivos turísticos de este original núcleo de población, es la fortaleza medieval, parcialmente reconstruida en tiempos de los Cruzados, cuya pared exterior se encuentra reforzada con incrustaciones pétreas de forma circular, procedentes de antiguas columnas romanas. La fortaleza da cobijo a un museo en el que se exhiben interesantes restos arqueológicos: desde un ancla fenicia hasta collares femeninos de la Edad Antigua.

El mosaico hallado en Biblos en el que se representa el rapto de Europa

Pero uno de los descubrimientos más emblemáticos de la fortaleza, no se encuentra en el museo de Biblos, sino en el Museo Nacional de Beirut. Se trata de un mosaico del siglo III d. C. en el que se representa el rapto de Europa por el dios Zeus, representado con forma de toro. Europa era una bella princesa fenicia. Un día se encontraba jugando con sus compañeras en la playa, cuando apareció Zeus que quedó profundamente enamorado de ella. Viéndose incapaz de continuar viviendo sin la compañía de su nuevo amor, Zeus se transformó en un toro blanco, manso y apacible, al que Europa se acercó sin miedo a ser atacada. Animada por la mansedumbre del astado, lo acarició cariñosamente, colocó en su cuello un collar de flores y hasta se atrevió a montarlo. Pero justo en el momento en el que la princesa se acomodó sobre su grupa, Zeus se levantó y emprendió la marcha, cruzando el mar, rumbo hacia el poniente. El episodio es conocido en el universo mitológico como el rapto de Europa, y ha sido objeto de innumerables representaciones gráficas: desde Rubbens hasta Picasso han pintado cuadros evocando aquel momento legendario.

(más…)

Read Full Post »

Durante los últimos días, los medios de comunicación no dejan de publicar noticias, comentarios y análisis relacionados con las revueltas que están teniendo lugar en los países árabes de la cuenca mediterránea. La atención se ha centrado, sobre todo, en Túnez y Egipto, que son los Estados en los que más lejos parece haber llegado la fuerza desestabilizadora de las manifestaciones callejeras, pero no cesan las especulaciones sobre el efecto emulación que estos dos ejemplos puede provocar en otros países de la región. Y quien más quien menos, todo el mundo se pregunta, entre sorprendido y desasosegado, qué es lo que está ocurriendo y a qué escenario nos pueden conducir los violentos disturbios callejeros a los que nos aproximan las imágenes de televisión. En Europa, la preocupación es patente. Pero la inquietud no es menor en los Estados Unidos. Los medios de difusión norteamericanos -durante esta semana he tenido la ocasión de comprobarlo personalmente- están dedicando un espacio inusitado a estos acontecimientos, que cubren desde el punto de vista informativo y comentan, con profusión, recabando, para ello, la opinión cualificada de expertos en política internacional, estudiosos del mundo árabe, diplomáticos, antiguos embajadores y eminentes estadistas. En el informativo de un programa de televisión, ví, esta semana, que la crónica sobre las revueltas de El Cairo era completada con la reflexión, que suministraban en directo, de nada menos que un antiguo embajador de los EEUU en este país árabe y el ex primer ministro del Reino Unido, Tony Blair.

Aznar y Mubarak se saludan en la puerta de La Moncloa

Si se tratase de movimientos insurgentes surgidos espontáneamente del pueblo con el exclusivo propósito de derrocar regímenes tiránicos y corruptos, que sofocan la libertad sin propiciar el desarrollo económico y la promoción social de los ciudadanos, la preocupación que estas revueltas suscitan en Occidente, alcanzarían, probablemente, un nivel de intensidad menor. Pero no es sólo eso. La agitación social está teniendo lugar en una región en la que los países desarrollados tienen muchos intereses. Hasta la fecha, esos intereses eran cabalmente defendidos por regímenes autocráticos que, bajo la coartada de la estabilidad política, desarrollaban contra sus súbditos una represión bárbara, que negaba libertades y vulneraba derechos fundamentales. Pero Occidente miraba, en bloque, hacia otro lado, porque el verdugo que protagonizaba esta sórdida represión, era, al mismo tiempo, el amo de llaves que custodiaba su caja.

(más…)

Read Full Post »

Permítame, señora ministra, formularle en público una serie de observaciones y sugerencias en torno a los retos que se le presentan con motivo de su acceso al Ministerio de Exteriores. Son opiniones personales que usted, por supuesto, es libre de asumir, en todo o en parte, o de rechazar en bloque sin tomarse la molestia de leerlos. No agotan, por supuesto, el elenco de propuestas que me gustaría formularle. Tan sólo conforman un pequeño haz de anotaciones de tipo metodológico que creo que son de imprescindible toma en consideración en este momento. En cualquier caso, le puedo asegurar que está elaboradas con un espíritu constructivo y desde un profundo aliento europeísta.

Doy por seguro que su interpretación de la realidad internacional y de los principales desafíos a los que se enfrenta y se ha de enfrentar en los próximos años, coincide, básicamente, con la visión que inspiró la actuación de Moratinos al frente del Ministerio de Exteriores en la primera parte de la legislatura. Estoy convencido de que, al igual que él, usted considera que dicha realidad está marcada por la existencia de una serie de retos globales, como la seguridad, el cambio climático o la crisis alimentaria, que sólo pueden ser abordados de modo eficaz desde fórmulas de governanza basadas en la multilateralidad. Ni me cuestiono, por tanto, su compromiso, siquiera teórico, aunque siempre crítico, con el sistema de las Naciones Unidas que, parafraseando a Churchill, se puede decir que es el menos malo de los realmente posibles.

(más…)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »