Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 4/08/10

En la conocida obra de Ernesto Sábato, Sobre héroes y tumbas,  uno de los personajes más inquietantes del relato, llamado Bruno, aprovecha un encuentro fortuito con Borges para deslizar una escueta reflexión en torno a la identidad nacional argentina:

“Nosotros, por ejemplo, somos argentinos hasta cuando renegamos del país, como a menudo hace Borges. Sobre todo cuando se reniega con verdadera rabia, como Unamuno hace con España; como esos ateos violentos que ponen bombas en una iglesia, una manera de creer en Dios. Los verdaderos ateos son los indiferentes, los cínicos. Y lo que podríamos llamar el ateísmo de la patria son los cosmopolitas, esos individuos que viven aquí como podrían vivir en París o en Londres. Viven en un país como en un hotel. Pero seamos justos: Borges no es de estos, pienso que a él le duele el país de alguna manera…”

Entre los numerosos ciudadanos vascos y españoles que se identifican políticamente como no-nacionalistas, apenas puede encontrarse alguno que responda al perfil de lo que Bruno definía como ateo de la patria. A la inmensa mayoría de ellos no les da lo mismo vivir en España que en Groenlandia, Mali o Teherán, ni puede decirse que sean indiferentes al cálido estímulo afectivo que despliega la nación española. Casi ninguno abandonaría su terruño así por las buenas, y muchos de ellos, hasta se declaran, a poco que se les pregunte, orgullosos de ser españoles; un sentimiento -el del orgullo nacional- más propio de los nacionalistas exaltados que de quienes se sienten extraños a toda nación.

(más…)

Read Full Post »