Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12 septiembre 2010

Nunca he sido remero. Mis prácticas deportivas se han inclinado más hacia las modalidades que permiten un ejercicio individual, como el atletismo o el ciclismo, porque resultan más fáciles de conciliar con los requerimientos de la vida familiar y profesional. Sin embargo, el remo no me es del todo ajeno. Podría decir sin exagerar que, de alguna manera, siempre he tenido alguna relación con ese mundo. En primer lugar, porque mi juventud transcurrió en Bermeo, a orillas del Cantábrico. Pero sobre todo, porque entre mis amigos más cercanos había más de un remero. Y a través de sus amenas conversaciones, vehementes desavenencias y ardorosas discusiones, pude asomarme a un universo deportivo muy singular, cuya característica más notable -lo advertí desde un principio- era la pasión. Ante todo y sobre todo, el remo era -y sigue siendo- eso: pasión. Porque hacía falta pasión para afrontar, sin ocasión alguna para alcanzar, por ello, la gloria, el reconocimiento público o el nivel de ingresos a los que otras especialidades deportivas permitían acceder, la rigurosa disciplina de trabajo y alimentación a la que mis amigos se sometían desde el mes de octubre, en que arrancaban los entrenamientos, hasta el término de la temporada de competición, muy avanzado ya el mes de septiembre del año siguiente.

En la actualidad, este tipo de esfuerzos se percibe con más normalidad, porque los medios de comunicación nos han acercado al exigente estilo de vida de los deportistas de élite, que construyen sus éxitos a base de diligencia y sacrificio. Pero hace treinta años, semejantes renuncias eran vistas a nivel popular como auténticas muestras de excentricidad. La pasión nunca es bien comprendida por quienes no la comparten. Todavía recuerdo el espíritu espartano con el que mis amigos y sus compañeros de trainera plantaban cara al exigente ritmo de los entrenamientos, con las manos destrozadas por los callos y el coxis al rojo vivo, abierto en una llaga lacerante. El extremo rigor de la disciplina deportiva se veía agravado notablemente con esos llamativos daños “colaterales”.

(más…)

Read Full Post »

El pasado viernes, 3 de septiembre, amanecí en Madrid. La víspera había tenido una reunión vespertina en la capital del Reino y ese día, los portavoces parlamentarios estábamos convocados a una junta ordinaria. Mientras desayunaba, repasé la actualidad informativa en las páginas de El Mundo, que es el único diario que el hotel en el que me alojo pone a disposición de sus clientes. El titular de la portada era toda una fuente de alarma y agitación: “El miedo electoral del PSOE abre una crisis de Gobierno”. El diario de Pedrojota aportaba tres datos, recogidos en otros tantos subtítulos, para avalar esa apreciación. Uno de ellos, el situado a la derecha, anotaba que “El PSE convoca un acto de apoyo a López y recuerda que tiene más diputados que el PNV”. Un acto que, en aquel contexto informativo, era identificado por la cabecera madrileña como uno de los acontecimientos que más claramente refleja la crisis que atraviesa el Gobierno central y el deterioro que acusa la imagen de Zapatero como icono electoral. El edificio electoral socialista amenaza ruina -venía a sugerir el medio- y las huestes de López podrían acelerar el desplome de Zapatero, si este no respeto su dignidad en los arreglos presupuestarios que está preparando con el PNV.

En política, a veces, no queda más remedio que sentarse tranquilamente a contemplar el paisaje

Este aspecto del mensaje de portada recibía un desarrollo más amplio en la página cuatro, donde se hacía referencia al acto que los socialistas vascos celebrarán en Donostia el próximo día 17 de septiembre, para hacer constar a los cuatro vientos su “fortaleza política” y dejar patente su inequívoco apoyo al Gobierno pepedependiente que López preside desde Ajuria Enea. El titular no tenía pérdida: “El PSE arropa a López frente al pacto PSOE-PNV”. Es decir, que  López encabeza la revuelta que los socialistas vascos están llevando a cabo, en bloque, sin fisuras ni discrepancias, con el respaldo -dicho sea de paso- del PP y todo su entorno mediático, contra el pacto PSOE-PNV.

(más…)

Read Full Post »

En el pleno de ayer -primero, como ya anoté, del segundo período de sesiones de 2010- la cámara aprobó por unanimidad una Proposición No de Ley que, sin duda, traerá cola. Se trata de una iniciativa del Grupo Popular que insta al Gobierno a establecer un procedimiento que permita a las PYMEs y a los profesionales autónomos, compensar las deudas tributarias que tengan pendientes pago a la Administración General del Estado, con las deudas reconocidas por la misma Administración, que aún no hayan cobrado. Es decir, que si un empresario o un autónomo tiene alguna factura pendiente de cobro por la Administración General Estado, podrá -cuando se establezca el procedimiento legal oportuno-, deducir su cuantía del IVA, del Impuesto de Sociedades o de cualquier otro pago de carácter tributario que haya de satisfacer a la Hacienda  estatal. Como diría el castizo, lo comido por lo servido.

No siempre produce resultados lo ideado para desatascar. Foto: Antón Pérez

A priori, la medida parece positiva y plausible, en la medida en que sanciona las ineficiencias burocráticas de la Administración, favoreciendo la agilidad y el ahorro de trámites y esfuerzos que los agentes económicos necesitan para llevar a cabo su cometido con eficacia y productividad.

(más…)

Read Full Post »

Ayer dimos inicio al nuevo período de sesiones con una reunión plenaria en la que se debatieron numerosos asuntos de interés. El primer punto del orden del día era una Proposición de Ley presentada por el Parlamento de Galicia, en el que se planteaba la transferencia a la Comunidad Autónoma gallega de las facultades y servicios adscritos a la ejecución de la legislación del Estado en materia de tráfico, circulación de vehículos y seguridad viaria. La Proposición fue aprobada en la cámara gallega por unanimidad. Todos sus miembros -los socialistas, los populares y los nacionalistas gallegos- votaron a favor de una iniciativa que pretende incrementar el autogobierno de Galicia, incorporando a su acervo competencial las funciones y servicios públicos vinculados con el tráfico de vehículos.

Como el Estatuto de Galicia no atribuye a esta Comunidad Autónoma competencia alguna en materia de tráfico, la Proposición pretende articular la transferencia sobre la base de lo dispuesto en el artículo 150.2 de la Constitución que permite al Estado “transferir o delegar en las Comunidades Autónomas, mediante ley orgánica, facultades correspondientes a materias de titularidad estatal que por su propia naturaleza sean susceptibles de transferencia o delegación”. Y como esta materia ya fue transferida a Catalunya hace ahora algunos años -transferencia que, dicho sea de paso, se llevó a cabo a través del mismo mecanismo constitucional que invocan los gallegos- no puede decirse que no sea “susceptible de transferencia o delegación”.

(más…)

Read Full Post »

En estos últimos días, la prensa española ha destacado unas declaraciones de Pérez Rubalcaba en las que el ministro de Interior llama la atención sobre el triste papel de cómplice utilizado que Tomás Gómez puede estar desempeñando en la estrategia de desgaste que la derecha española y sus epígonos mediáticos están desarrollando en contra el PSOE y, muy particularmente, contra de su secretario general, Rodríguez Zapatero. Sin embargo, no se trata de una declaración aislada. Antes al contrario, son muchos, en el entorno del PSOE, los que se permiten sugerir, más o menos veladamente, la tesis de que las ambiciones del líder socialista madrileño le están llevando a jugar, consciente o inconscientemente, el rol de tonto útil al servicio de la estrategia popular.   No lo digo yo, sino los militantes del PSOE menos identificados con la maniobra de Tomás. Abundando en esta línea argumental, se ha llegado a afirmar, desde las propias filas socialistas, que Tomás Gómez es, sencilla y llanamente, el candidato del PP.

No entro en el asunto de las primarias madrileñas. Pero no puedo dejar de anotar que, para el observador vasco, parece evidente que quien está desempeñando ese papel ancillar al servicio de la estrategia del PP, no es Tomás Gómez, sino Patxi López, al que los populares y su prensa afín, han convertido -con su complaciente aquiescencia, todo sea dicho- en un ariete esencial de la estratagema que están llevando a cabo para vencer la resistencia de Zapatero a abandonar la Moncloa y dejar expedito el camino del candidato popular hacia la presidencia del Gobierno de España.

(más…)

Read Full Post »

« Newer Posts